Páginas vistas en total

viernes, 14 de febrero de 2014

Tiempos perversos

Sentada en mi sofá, una mañana de invierno.

El cuerpo no quiere hacer nada, y la mente no deja de dar vueltas.

Los asuntos cotidianos, la intranquilidad del tiempo que pasa y se escapa, y la locura asomando por el quicio de la ventana.

Algunas veces alentada por las futuras sensaciones por vivir y la angustia de que los buenos momentos vividos, ya no volverán nunca.

Planteamientos, vueltas, y más vueltas.

Un quiero y no quiero.

Una plenitud a media asta, un atardecer ansiado, un pensamiento efímero, un aletargo de frío.

Ahora!! una canción, unos sonidos repicando directamente en el alma. Removiendo la conciencia, el descontrol del castañear de los dedos en el cristal de la mesa. 

Que brutal la sensación de vivir y estar viva!!

miércoles, 11 de enero de 2012

Mi Padre odia la cebolla frita.


El destino me ha regalado la respuesta del porqué mi Padre odia la cebolla frita. 
Paseábamos ambos por el casco antiguo de esa ciudad que tanto nos ha dado, y entre risas, muecas y guiños, me encontré con la respuesta a algo tan cotidiano y tan ordinario que ni tan solo se me había ocurrido preguntar el porqué. 
Aunque con él siempre lo normal se convierte en apasionante... esa tarde se tornó en sorpresa.

Haría así como que 70 y tantos años atrás, y corrían años de guerra cuando el antecesor de mi antecesor había sido llamado a filas... y poco a poco fui imaginándome el Badajoz de la época, colocando en cada paso detalles de república y de miseria. Durante ese paseo en la ciudad desaparecieron los coches, las farolas y el adoquinado. Todo se volvió sucio, maloliente y humeante. La gente, como por obra de magia, cambió de atuendos y de expresión. Y yo me sentía mas cerca que nunca de mi abuelo, pisando sobre el suelo que él probablemente tantas veces había pisado.
 Todo ello ocurría a la vez que me imaginaba a un niño en plena era en cualquier tarde de agosto, junto al canto de la chicharra,  con la boca abierta y los piés inundados en trigo, escuchando casi sin pestañear las historias que su padre había vivido durante la guerra civil española.
Se había librado de la mili gracias al tráfico de influencias que reprimendaban la injusticia que consistía la militancia. Pero al estallar la guerra civil, fue convocado y rescatado para servir a la Patria sin argumento ni sentido alguno. Así aterrizó en Badajoz y comenzó su enamoramiento con esta ciudad.  Fue un romance a primera vista, y se marcó de una forma profunda, tan profunda que ahora al escribir estas palabras parece que me doliera la propia sangre.
Los vaivenes fueron continuos y variados, y los detalles de los acontecimientos generaban cambios bruscos que hicieron que al final por no tener meses de servicio en combate acabara volviendo al pueblo una vez concluida la guerra. Y fue justo esa noche en la misma puerta de la catedral donde se desarrolló esa animadversión de mi padre. Al parecer, los crueles y heroicos ganadores (si es que hubo alguno) celebraron la victoria con grandes calderos de cebolla frita salteadas por toda la plaza, y el aroma se esparció por todo Badajoz, como si de una peste anunciadora de muerte y sufrimiento se tratara.

sábado, 23 de julio de 2011

Informo


Quería dirigirme a ti a todos y todas los que de manera consciente o inconsciente me restan en cada comentario un poquito o mucho de libertad. Me cansa tener que ir dando tiros al aire e intentando ser respetada. Me indigna tener que dar explicaciones del cómo y del porqué. Me sobrepasa la sensación de ser diferente. Me mortifica tener que luchar en guerras fangosas para conseguir lo que otros tienen por defecto. Me llena de ira el alma escuchar lo mucho que me odias sin saber ni que existo, sin conocer mi nombre.
Para, mira, siente y vive. Hazlo! De verdad, en serio, hazlo.
Y sobre todo, deja que yo también lo haga.

lunes, 7 de marzo de 2011

A mi reflejo

Cada día mas, y es inevitable.

Cada día mas; me siento mas cerca de ti, nos reimos mas juntas, me paro a pensar qué harías tu, me refugio en ti cada vez que tropiezo, me sorprendo de tu fuerza y tu palantismo, me apoyas en cada decisión que tomo independientemente de tu aprobación, me proporcionas el aliento en dias grises, me emocionas con tus vivencias, me resulta admirable tu forma de educar y enseñar, me siento mas parte de ti, me haces mas falta, ... cada día mas me parezco a ti y eso me encanta!!

TE QUIERO MAMÁ!

lunes, 17 de enero de 2011


"Ya perdoné errores casi imperdonables.
Trate de sustituir personas insustituibles,
de olvidar personas inolvidables.
Ya hice cosas por impulso.
Ya me decepcioné con algunas personas,
y mas también yo decepcioné a alguien.

Ya abracé para proteger.
Ya me reí cuando no podía.
Ya hice amigos eternos.
Ya amé y fui amado pero también fui rechazado.
Ya fui amado y no supe amar.
Ya grité y salté de felicidad.
Ya viví de amor e hice juramentos eternos,
pero también los he roto y muchos.

Ya lloré escuchando música y viendo fotos.
Ya llamé sólo para escuchar una voz.
Ya me enamoré por una sonrisa.
Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y...

Tuve miedo de perder a alguien especial
y termine perdiéndolo
¡¡pero sobreviví!!
¡¡Y todavía vivo!!
No paso por la vida.
Y tú tampoco deberías sólo pasar...

¡¡¡VIVE!!!

Bueno es ir a la lucha con determinación
abrazar la vida y vivir con pasión.
Perder con clase y vencer con osadía,
por que el mundo pertenece a quien se atreve
y la vida es mucho más para ser insignificante."

Chaplin

lunes, 15 de noviembre de 2010

¡¡¡Sahara Libre!!!


Y no hay ni que decirlo, en la jerarquía de problemas del mundo están claros los puestos que ocupa cada cual...
Que pasaría si no fuera el Sahara? sino que fuera Cuba...??
Qué estaría haciendo ahora mismo el Gobierno de España y por defecto la Comunidad Internacional??
La población está conduciendo a una muerte segura, los litros de sangre que se están derramando y se seguirá derramando hasta consumir al pueblo saharauis no es problema de nadie y preocupación de nadie.
Quién enterrará los cuerpos y cargará con su relicarios?

Me siento sucia y culpable...

¡¡SAHARA LIBRE!!

viernes, 15 de octubre de 2010

Cambio de rasante



A pié juntillas y danzo zancadas de colibrí se pasean las manillas de mi reloj por toda su esfera en pleno ensanchamiento (nunca logré entender los digitales).
Unos o unas esperan mientras otros tardan, logrando así crear incertidumbre sobre las cuestiones que a otros les impide llegar a tiempo. Aunque estos otros también sienten incertidumbre por encontrar la excusa perfecta que les haga sentirse mejor consigo mismo por hacer esperar.
Espera/tardanza, tardanza que rima con añoranza y con esperanza, conjugando sentidos no contradictorios pero si encontrados. El tiempo. Pasa, hasta el corral.
Mientras el banco brilla por la ausencia del uso que siempre te esperó para reposar tu espera, brindandote su mejor cara para otorgarte la satisfacción de no sentirte esperando de pié.
A una semana de mi cambio de rasante, nunca dando por echo si será lo que quedé atrás la cuesta arriba o la cuesta abajo, pero claro está que supone un cambio. Y el tiempo tiene la culpa, que esta última anda pernenne solterita porque nadie la quiso, aunque con las espaldas lo suficientemente grandes como para aguantar el sobrepeso de la estupidez.
De todas formas, estas en tu casa, y las puertas las tendrás abiertas de par en par y sin cadena.
Pasaa, pasaaa!!